miércoles, mayo 29

Berni: “El Presidente no es un muerto político, porque los muertos no molestan”

El ministro de Seguridad bonaerense afirmó que es “imposible” que Alberto Fernández sea reelecto y que su ambición de candidatura “le hace mal al peronismo”. Además aprovechó para criticar a su par en Nación, Aníbal Fernández: “Después de perder en 2015 le tiene mucho rencor al pueblo de la provincia”.

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, volvió a remarcar sus diferencias con Alberto Fernández: aseguró que “es imposible” que sea reelecto y afirmó que el Presidente “no es un muerto político, porque los muertos no molestan”. También cargó las tintas contra su par nacional, Aníbal Fernández, de quien aseguró que desde que perdió las elecciones para gobernador bonaerense en 2015 “tiene mucho rencor contra el pueblo de la provincia”.

Berni, en diálogo con Luis Novaresio en el canal LN+, diojo que “nadie ejerce el poder” en Argentina y que Alberto Fernández sólo “gobierna el país de manera administrativa”. “No veo un gobierno alineado tras la conducción, no solo administrativa, sino política del Presidente. Hay una acefalía de conducción política. La coalición no es peronista, el Presidente se definió como un socialdemócrata, como un progresista”, destacó.

Berni insistió con que considera “imposible” la reelección de Alberto Fernández aunque advirtió que “personajes” como Patricia Bullrich y Ricardo López Murphy “eran muertos políticos hace 15 años y hoy lideran encuestas”.

La pregunta, entonces, fue si el Presidente en esta crisis política y económica entra en esa categoría de “muerto político”. Berni lo negó: “Él no es un muerto político porque los muertos no molestan. El Presidente molesta políticamente en la reconstrucción de un peronismo que tiene ambición de poder para transformar de verdad”. Y remarcó: “Le hace mucho mal al peronismo, molesta esa necedad de seguir diciendo que va a ser candidato a presidente y mientras tanto el peronismo no puede reorganizarse”.

“Alberto es un error que se cometió hace cuatro años”

Un año atrás, Berni había comparado a Alberto Fernández con un borracho que aparece en una fiesta y “el locutor dice ‘el que trajo al borracho que se lo lleve’”. Anoche le dijo a Novarese que no se arrepentía de esos dichos y que, al contrario, “están más vigentes que nunca”.

“El peronismo tenía una doctrina, una conducción, un proyecto de país. Este Presidente vino a terminar con todo eso desde el primer día. Él es un error que se cometió hace cuatro años”, arremetió.

En cuanto a la vicepresidenta, Berni señaló que “nadie puede negar la capacidad de conducción que tiene Cristina (Fernández de Kirchner), pero como consecuencia de esta alianza que hizo para ganar las elecciones se apartó de su proyecto nacional, se apartó de su doctrina y me parece que se dio cuenta tarde”.

“Hay un Aníbal antes de 2015 y hay otro después”

Berni también aprovechó para destacar sus propias aspiraciones presidenciales que, insistió, se quedan afuera por una cuestión de presupuesto: “Yo quiero ser Presidente para cambiar la triste realidad de este país. Si tuviera la posibilidad de competir este 2023, lo haría. Pero se tienen que alinear varios planetas. Entre ellos, tener los 100 millones que Larreta dijo que tiene para campaña”.

Luego criticó a su par de Seguridad en la Nación, Aníbal Fernández, que perdió las elecciones en la provincia de Buenos Aires en 2015 frente a María Eugenia Vidal. “Hay una Aníbal antes del 2015, cuando perdió las elecciones para candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires. Y otro después de la derrota. Creo que a partir de ahí está con mucho rencor con el pueblo de la provincia de Buenos Aires, que le dio la espalda. Perdió con una desconocida y eso lo desestabilizó mucho en su relación y su entorno dentro del peronismo. A partir de ahí, se equivoca, se equivoca y se equivoca”, señaló el exsenador bonaerense 2011-2019.

Sergio Berni consideró que Fernández “no está bien con la política” y “es muy agresivo”. “Ese Aníbal contestatario desde la buena onda pasó a hacer lo mismo pero mala leche”, opinó.

Por otra parte, el funcionario no ahorró elogios para el gobernador Axel Kicillof, de quien no duda que “va a ser reelecto”. “Veo un gobernador que, al pueblo que vaya y sin importar el signo político de la gente, la gente lo respeta. No lo abuchean y, por sobre todas las cosas, puede agarrar el mate y hablar con personas que hasta pueden no estar de acuerdo con él”, justificó.

Y, sorprendentemente, Berni destacó que quien le cae bien es Javier Milei. “Me encanta. Es un tipo muy inteligente. Me comería muchos asados con él”, remarcó, aunque aseveró que “sería amigo pero no trabajaría políticamente con él”. (DIB) MM