miércoles, mayo 29

Provincia de Bs.As. Pese al apriete de Kicillof y el boicot de Baradel, fue masivo el paro de docentes bonaerenses

La segunda jornada del paro de 48 horas también fue masiva. Un paro resuelto con el mandato de más de 5.000 docentes en un plenario provincial impulsado por la Multicolor de Suteba. La respuesta del gobierno del Kicillof, mediante el Ministerio de Educación y con la complicidad de la conducción celeste de Baradel, es amenazar con descuentos a los docentes y declarar “ilegal” el paro, en línea con Massa que responsabiliza a la docencia de la crisis que su gobierno generó con la inflación y la desinversión. Profundicemos la organización y fortalezcamos a la izquierda para imponer las demandas de las escuelas.

En estos días se conoció la aberrante cifra de 40 % de pobreza a nivel nacional. En el Gran Buenos Aires se profundiza si ponemos la mirada en niñes y adolescentes, donde la pobreza asciende al 56 %. Es decir que casi seis de cada diez de nuestros estudiantes son pobres.

¿Cómo puede garantizarse el derecho a una educación de calidad y condiciones óptimas de aprendizaje cuando no tienen garantizado una alimentación sana, vivienda con servicios, vestimenta?

Mientras tanto, por estos días vemos el escándalo de Martín Insaurralde, jefe de gabinete de Axel Kicillof, paseando en un yate por Marbella, ostentando lujuria descaradamente. Es obscena la política de un gobierno provincial que es responsable de que millones de pibes y sus familias no tengan garantizado un plato de comida mientras ellos gobiernan para el FMI y los grandes empresarios, a la vez que viven vidas de millonarios.

Ante esta indignante situación la dirigencia sindical, con Roberto Baradel y la lista Celeste a la cabeza, no convoca a ninguna instancia de debate y deliberación, a ninguna medida de lucha. Avalan el ajuste del gobierno. Festejan los acuerdos paritarios, tratando de contener la bronca y malestar que hay por abajo. Pero no lo logran, porque esos aumentos siempre van por detrás de la inflación y nos obligan a trabajar dos o tres cargos sobrecargados, sin tiempo de planificar, corregir, generando estrés y enfermedades, degradando la calidad educativa.

Por eso la burocracia de Suteba genera rechazo y son tan masivas las medidas convocadas por la Multicolor, mediante las que peleamos por reapertura de paritariassalario que parta de la canasta familiar por un cargo, creación de cargos docentes y auxiliaresaumento de presupuesto educativo para reparar y construir escuelas y que las y los estudiantes tengan acceso a alimentos de calidad y cantidad en los comedores escolares. Mientras Insaurralde gasta $ 10 millones en un yate, Kicillof destina $ 346 por estudiante para el almuerzo diario en las escuelas.

Atacan el derecho a huelga

¿Cuál es la respuesta del Gobierno a nuestra demanda? Atacar el derecho a huelga. Mediante un comunicado del Ministerio de Educación, firmado por Emilio Cassou (exfuncionario del gobierno de María Eugenia Vidal) el gobierno de Kicillof amenaza a los docentes con descontar los días de paro, declarar las faltas injustificadas y declarar “ilegal” el paro, ya que no es una medida convocada por sus fieles seguidores de la Celeste, conducción provincial del gremio.

Ese ataque está en sintonía con lo que dijo Massa en el debate presidencial y lo que dijo CFK en su último discurso, culpabilizando a las y los docentes de la crisis educativa por la falta días de clase a causa de los paros. Luego ambos proponen implementar el “presentismo” como forma de castigar a quienes paren o falten por enfermedades.

En el debate presidencial, la única que desenmascaró al ministro de Economía y candidato del oficialismo fue Myriam Bregman, que mostró que los verdaderos responsables de la crisis educativa son los gobiernos nacionales y provincial, que no pueden ni garantizar el 6 % de PBI que marca la ley, lo cual ya es insuficiente para mejorar la calidad educativa. Y desenmascaró el ataque de Massa a los docentes cuando él habló de que “iba a terminar con la joda de los paros” mientras sus funcionarios son los que están de joda.

Hay fuerzas para continuar

La masividad del paro muestra que las y los docentes no nos resignamos al ajuste del Gobierno y tenemos fuerza para enfrentar la avanzada de las derecha, que en la candidatura de Patricia Bulrrich ataca a los sindicatos docentes para doblegar la voluntad de lucha y en la candidatura de Javier Milei expresa los intentos privatistas de rifar la educación pública, conquista histórica del pueblo argentino.

Por eso este paro masivo tiene que tener una continuidad no solo en nuevas medidas para romper con la pasividad que impone la Celeste en nuestro gremio, sino que nos tenemos que proponer ganar a miles de familias, estudiantes y a compañeros que rechazan la política de ajuste del Gobierno y la derecha, fortaleciendo a la izquierda.

Es necesario llegar a millones con un mensaje claro, de pelea por defender la educación pública, por desconocer la deuda maldita del FMI que nos dejó el macrismo y el peronismo avaló, para que la prioridad sean las necesidades de las grandes mayorías y no los privilegios de un puñado de empresarios y funcionarios que viven vidas lujosas.