miércoles, mayo 29

Como los patacones: la provincia de Buenos Aires podría “emitir una moneda propia” para enfrentar los recortes en las transferencias de Nación

Las medidas anunciadas por el ministro de Economía Luis Caputo, que incluyeron una reducción de alrededor del 70% de las transferencias discrecionales, pusieron en alerta a los gobernadores, en especial a Axel Kicillof

El ministro de Economía Luis Caputo dio a conocer este martes la primera serie de medidas que aplicará el Gabinete de Javier Milei para recortar gastos del Estado con el fin de reducir, con tendencia hacia el equilibrio, el déficit fiscal. Y uno de los puntos indica que se restringirán “al mínimo” las transferencias discrecionales o no automáticas que Nación gira a las provincias y a la ciudad de Buenos Aires. Esta decisión puso en alerta a los gobernadores, en especial al bonaerense Axel Kicillof. Desde la vecina provincia no descartan emitir una moneda propia.

Las transferencias representan un 5,5% del total de los ingresos de los 24 distritos, yendo desde el 1,3% que aporta para el total de los recursos de Neuquén hasta otros casos en los que la dependencia es mayor, como el 12,5% que aportan a las arcas de La Rioja, de acuerdo con datos de la consultora Politikon Chaco.

En este contexto, el ministro de Gobierno bonaerense, Carlos Bianco, cuestionó este jueves al gobierno de Milei por el recorte que sufrirán las provincias y admitió que el distrito gobernado por Kicillof no descarta “emitir una moneda propia” en caso de que se necesite aumentar el financiamiento. 

“La Constitución nacional y la Provincial nos permiten emitir una moneda propia. En su momento, el Banco Provincia emitió moneda y la Constitución lo permite. Es una medida que permite la Constitución y hay que evaluarlo”, señaló Bianco en conferencia de prensa. De todas maneras, aclaró: “Hoy no estamos pensando en eso pero llegado el caso, de ser necesario, se evaluará”.

Además de la declaración de Bianco sobre la facultad de provincia de Buenos Aires de emitir una moneda propia, como lo fueron hace más de 20 años atrás los patacones, también ha habido expresiones sobre esta situación provenientes de otros distritos que deberán ajustar sus presupuestos y adaptar su gestión frente a un panorama de recorte de los fondos que les envían desde Nación.

El gobernador de Córdoba, Martín Llaryora tomó juramento el lunes pasado a algunos de sus ministros y, aunque manifestó su apoyo “a la gestión del presidente Javier Milei”, sostuvo el reclamo sobre las “deudas pendientes” que el gobierno nacional tiene con su provincia.

Llaryora sumó el reclamo por la regularización de la deuda que la Anses mantiene con la Caja de Jubilaciones de Córdoba y exigió la “distribución equitativa de los subsidios”, especificando al respecto que la provincia quiere “el mismo monto, el mismo dinero que le dan a los porteños” para el transporte y otros servicios.

Por su parte, el gobernador de Santa Cruz Claudio Vidal aseguró este jueves en declaraciones a la prensa: “Estoy discutiendo en este momento y solicitando al gobierno nacional actual que termine de enviar los fondos que, por lo que decía el gobierno anterior, ya estaba solucionado, pero está faltando plata para los aguinaldos”.

Desde La Rioja, en tanto, el mandatario Ricardo Quintela se mostró muy crítico sobre la decisión de restringir transferencias a las provincias. “Significa desactualizar los montos, se ha quitado el aporte del tesoro nacional al organismo que generalmente tiene la vinculación directa con los gobernadores no tenés dónde recurrir para cubrir los baches y por último estamos trabajando fuertemente para que el impuesto país pueda ser distribuido”, apuntó.

Reducción “al mínimo” las transferencias discrecionales

Según detalló el Ministerio de Economía nacional, las transferencias discrecionales representan en total el 0,7% del Producto Bruto Interno (PBI). Se espera que el recorte alcance al 0,5%, es decir cerca del 70% del total.

“Vamos a reducir al mínimo las transferencias discrecionales del Estado Nacional a las provincias, recursos que lamentablemente en nuestra historia reciente se han usado como moneda de cambio para intercambiar favores políticos para ser política”, anunció este martes el ministro Caputo.

Por el momento, se desconocen las presiones del alcance de ese recorte anunciado y si se aplicará de manera uniforme o contemplando la situación de cada uno de los 24 distritos.

En el marco de las relaciones fiscales entre la Nación y las provincias, existen dos clases de transferencias: las automáticas, que se rigen por porcentajes o montos ya preestablecidos por ley, y las no automáticas o discrecionales, que varían según diferentes criterios determinados por el gobierno nacional.

¿Qué fueron los patacones?

El “Patacón” fue un bono de emergencia, llamado formalmente Letra de Tesorería para Cancelación de Obligaciones, que circuló entre 2001 y 2002 y cuya emisión se produjo a partir de la ley 12.727 en la provincia de Buenos Aires.

Ese bono equivalía nominalmente a un peso convertible que surgió con el propósito de contar con una “moneda paralela” que supliera la falta de dinero circulante en el país con motivo de la profunda crisis que afectaba a la Argentina en aquellos años.