jueves, junio 13

Murió el exintendente de Pinamar Roberto Porretti a los 65 años

El exfuncionario falleció en las últimas horas; de acuerdo con las primeras versiones se descompuso durante un ejercicio de apnea

Roberto Porretti, exintendente de Pinamar, murió este viernes por la mañana. Según pudo saber LA NACION, el hombre de 65 años habría sufrido un paro cardíaco mientras realizaba un ejercicio de apnea en una pileta. Un guardavidas que monitoreaba la práctica lo socorrió de forma urgente pero no logró reanimarlo.

El accidente tuvo lugar alrededor de las 10.30 de la mañana en el club San Vicente de la ciudad balnearia, ubicado sobre la calle Júpiter. Tras ello llegó al lugar una ambulancia que lo trasladó al hospital local, donde se confirmó el fallecimiento.

Interviene ahora en el hecho la fiscal Verónica Zamboni, quien dispuso actuaciones y que se preserve el lugar para los peritajes. Asimismo pidió que se tomen testimonios.

Se espera la llegada de la Policía Científica para el posterior procedimiento de autopsia.

Porretti estuvo al frente del municipio pocos meses, dado que fue elegido en diciembre de 2007 y destituido en junio de 2008 en medio de un escándalo de coimas. Tras su salida abrupta del gobierno municipal, y en medio de la causa judicial que debió enfrentar durante más de 15 años, trabajó como docente. En estos últimos tiempos además se dedicó a la actividad inmobiliaria. Según se pudo conocer, con operaciones en una oficina con sede en la vecina localidad de General Madariaga.

Desde allí se había enfocado en el segmento de desarrollos en áreas rurales, con formato de chacras, siempre en grandes superficies y con productos de cercanía a los destinos de mayor concentración urbana y playas de la región, como Pinamar y localidades balnearias linderas.

Por su parte su hijo Martín funcionó como el continuador de su carrera política. Es abogado y el año pasado, en la previa a las elecciones generales, se presentó como precandidato al cargo de intendente que su padre llegó a ocupar apenas unos meses. Participó de las internas de Unión por la Patria y perdió frente a Gregorio Estanga, el postulante que en las generales no llegó a gobernar Pinamar por tan solo un voto.

La causa en su contra

Porretti fue electo en las elecciones de 2007 por el Partido Justicialista con el 46% de los votos pero su mandato terminó en junio de 2008, cuando fue destituido en medio de un escándalo por corrupción.

Ya con pedido de detención, recién se entregó a la Justicia a comienzos de abril 2008, casi dos meses después de que trascendieran las denuncias y el inicio de una investigación que lo tenían como imputado. Se presentó en los tribunales de Dolores acompañado de su abogado. Con este trámite se aceleró, en Pinamar, el procedimiento para su reemplazo en el cargo. Horas después asumió como intendente interino quien había sido su primer candidato a concejal en la lista con la que ganó la elecciones de octubre 2007, Rafael De Vito.

En febrero de este año, la Corte Suprema de Justicia dejó firme una condena contra el exintendente, sentenciado por extorsión a dos años y medio de prisión en suspenso por pedir dinero a los dueños del boliche Ku de esa localidad de la costa atlántica bonaerense para permitirles trabajar en el verano.

En la causa se acreditó que entre fines de 2007 y principios de 2008 Aldo Leonian, por entonces secretario de Gobierno del municipio de Pinamar, en acuerdo con Porretti, exigió a los propietarios del complejo Ku, Rubén Darío Cameroni y Javier Armando Porjolovsky, la entrega de 175.000 pesos.